martes, 7 de enero de 2014

Ensenada de Muertos

En esta ensenada, donde estuvo un muelle de madera, donde hoy solo quedan junto al mar, los muretes de  piedra para el apoyo de ese muelle, que dicen servia de punto de llegada de madera que se usaba en las minas de San Antonio y El Triunfo,  esta realizandose ahora un desarrollo urbano turístico, proceso que lleva varios años, dado los atractivos turísticos de mar y desierto que rodean a este bella ensenada.
En los lomerios pegados al mar ya se ven terminadas varias grandes residencias rodeadas de vegetación que contrasta con la flora desértica del entorno. 


Foto: HEG
 Ensenada de muertos sen 1957
Foto: HEG



Foto: APFC
Al fondo se aprecian los muretes de lo que fue el muelle.

Para llevarse a cabo los tramites y permisos de urbanización, los inversionistas han dado a conocer otro nombre, Bahía de los Sueños, sin embargo para lugareños y habitantes de la capital Sudcaliforniana sigue siendo Ensenada de Muertos.

Se encuentra a 64 km al oriente de La Paz y se llega por medio de la carretera estatal 286, pertenece a la Delegación de Los Planes, municipio de La Paz.
Su nombre, llamado así desde hace mas de doscientos cincuenta años, proviene de que en el lugar se llevo a cabo la sepultura de tres cuerpos de personas que viajaban en un buque que navegaba cerca de la costa y murieron de fiebre amarilla, el capitán decidió sepultarlos ahí para no tener que regresar a un puerto que todavía estaría muchos días de navegación. Todavía hace unos treinta años estaba una de las cruces, que algún benevolente había recolocado en uno de los promontorios de piedra que todavía se notaban ahí. Los nombres de las personas ahí sepultadas no se sabe y cuando muchos vacacionistas llegaban a acampar a esta playa, se hacían lógicamente las platicas de este suceso, que algunos solo consideran una leyenda.

Foto: APFC

Para los habitantes de la capital Sudcaliforniana, La Paz, era hasta hace poco tiempo el lugar preferido para acampar en semana santa, actualmente muchas de las brechas junto al mar han sido canceladas por los desarrolladores inmobiliarios y colocado barreras en la playa, por lo que ya no es posible llegar hasta las playas del rincón.  Tampoco es posible caminar por arriba de los acantilados o junto al mar para llegar a Punta Pericos, donde se acostumbraba tirar piola desde la orilla para obtener buenas piezas de especies como cabrillas y pargos.

Otras personas que conocieron esta zona en los años 30's platicaban que era común ver barcos grandes fondeados en la ensenada, pues no podian acercarse al muelle por la poca profundidad junto a él,  esperaban ahí a los hatos ganaderos que se embarcaban aquí, el ganado lo "arriaban" nadando y los subían con una pluma-grua






La rampa para botar embarcaciones menores.
Las embarcaciones de los pescadores ribereños.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total