lunes, 23 de abril de 2012

Paralelo 28

En Guerrero Negro.

En la California Original.

Este  monumento ubicado en el cruce de la carretera transpenínsular y el paralelo 28 fue diseñado para perpetuar el acontecimiento, que fue en ese tiempo, la construcción de la carretera transpeninsular numerada con el 1, siendo este lugar los limites geopolíticos del estado de BC y el estado de BCS, así como también aproximadamente la mitad del recorrido total de la carretera que se construyó desde Tijuana en la frontera con EUA hasta el final  de la tierra en la peninsula, Cabo San Lucas.

Foto: APECG


El diseño fue concursado a  nivel nacional por la SOP (Secretaria de Obras Publicas), nombrando un jurado que se integró de la siguiente manera: Arq. Raúl Cacho A. coordinador general de la comisión del desarrollo urbano de la república y presidente del jurado. Arq. Manuel de la Sierra, presidente del Colegio de Arquitectos de México. Ing. Salvador Padilla Alonso director de la escuela superior de ingeniería y arquitectura del IPN, Arq. Rene Capdevielle, director de la escuela nacional de arquitectura de la UNAM. Profesor Roberto Garibay, director de la escuela nacional de artes plásticas de la UNAM y Lic. Mario José Casco, director general de la comisión para el desarrollo integral de la península de Baja California.


 

Participaron 85 equipos, ganando el concurso el equipo integrado por los arquitectos Edmundo Rodríguez Saldivar y Angel Negrete González, quienes obtuvieron un premio de cien mil pesos y el contrato para el proyecto y dirección arquitectónica del conjunto, que incluía el monumento, plaza ceremonial y albergue parador. Se premió hasta el quinto lugar y se dieron cinco menciones honorificas.
De los proyectos no ganadores, por su gran calidad, se eligieron algunos para construir los paradores previstos en el proyecto de la carretera.

 El dia de la inauguracion

A finales de 1973 la carretera fue inaugurada, siendo titular de la SOP, el ingeniero Luis Enrique Bracamontes. Con esta obra se complementó el despegue del estado de BCS, ya que con los transbordadores (en 1964) se había iniciado una importante comunicación marítima desde el macizo continental.

Fué también cuando nuestros hermanos de la republica voltearon a ver BCS, que antes de 1960 era desconocida para muchos mexicanos.

Por las condiciones orográficas de la península, la carretera atraviesa dos altas serranías, que fueron salvadas mediante grandes obras de ingeniería, como son las cuestas del infierno y de Liguí.

Políticamente se dice que fue una promesa de cuando, como candidato a la presidencia recorrió la península el licenciado Echeverría. 


El proyecto carretero era sencillo, la cinta asfáltica angosta, no incluía muchos puentes, salvo el de Mulege, en todos los cruces de grandes arroyos solo solucionados con vados sin protecciones, solo con reglas para indicar el crecimiento de las aguas cuando las lluvias y prevenir que se cruzaran. Por eso no faltaron los señalamientos a todo lo largo de la ruta que decia "esta carretera no es para altas velocidades, solo para el desarrollo de la peninsula".

A manera de chascarrillo en ese tiempo alguien de mucho mundo que vio nuestra angosta carretera pregunto… ¿y cuando van a construir los carriles de regreso?

El monumento, es un águila estilizada, toda de acero, por lo que siempre ha quedado la duda sobre porque el jurado eligió este proyecto de fierro, siendo que estaría ubicado en un lugar donde, por la brisa se da un gran proceso de corrosión del fierro.

Años después se ubicó en esas instalaciones la llamada normal del desierto, hoy este monumento es uno de los orgullos de los habitantes de guerrero negro, pues destaca fácilmente en el perfil del desierto peninsular.
En 1891 entró en vigor el decreto del presidente Porfirio Díaz por el cual quedó establecido el paralelo 28 grados de latitud norte como línea divisoria entre los distritos Norte y Sur de la península de Baja California.
Como era de ver, las primeras lluvias copiosas cuando paso el primer huracán por la península, por los arroyos pasó gran cantidad de agua, que destrozó la carretera en la mayoría de sus vados y muchas quedaron incomunicadas, quedando la comunicación peor que antes. Todo porque el proyecto carretero fue trazado en un escritorio de la capital, sobre un mapa orográfico y con el clásico comentario, "allá nunca llueve", se incluyeron pocos puentes, pues no se hicieron estudios hidrológicos, ni se visitó la península para conocer sus características. Pasaron tres décadas para que se volviera invertir en esta carretera con la construcción de muchos puentes, aunque algunos no fueron bien calculados en su longitud, pues en la primeras lluvias se vio que fueron cortos y se les tuvo que agregar otros tramos.

4 comentarios:

  1. Gracias, Eduardo, por la recopilación...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el trabajo de recopilación los que estuvimos presentes, que fueron muchos de todo el territorio, guardaremos el recuerdo de promesa cumplida y si es cierto brindo un gran desarrollo sobre todo comercial y turistico para Sudcalifornia.

      Eliminar
  2. Hermosa historia primero dios iremos avistir la baja asta los cabos parando i apresiar lonhermosa historia de baja sur

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total