miércoles, 21 de marzo de 2012

La Purisima

El lugar para fundar la Misión de La Purísima Concepción de Cadegomó en la California, fue descubierto por el padre Jesuita Eusebio Kino y el almirante Isidro de Atondo y Antillón en el año 1685, llegando al lugar les maravilló la vegetación en el cañón, por lo que lo marcaron como una posible instalación de establecimiento eclesiástico, pero no fue hasta el año de 1720 cuando se cristalizó el gran proyecto con la dotación del marqués de Villapuente, por la reiterada insistencia del padre Francisco María Piccolo quien visito la zona en el año de 1716, asegurando que había mucha población nativa a quien atender. El encargo de la fundación se le otorgó al padre Nicolás Tamaral, quien inició también la construcción de canales de piedra para el riego de tierras con agua del arroyo del mismo nombre, cultivando algodón, garbanzo, frijol, trigo, maíz, granadas, vides, higos y olivos.
Fué un lugar de muchos habitantes pues en el año de 1730 contaba con 2000 personas asentadas permanentemente en el lugar, pero la migración y epidemias acabaron con la población, para bajar a menos de 100 en 1800. El edificio de la Misión, construido de adobe, fue severamente dañado por una inundación en 1770, pero aún así la labor misional continuó hasta el año 1822.
Como se aprecia en la imagen de abajo, después de los graves daños que continuo sufriendo la Misión por efectos de lluvias e inundaciones, solo la portada que era de piedra se mantuvo en pie durante muchos años mas, hasta que también cedió por falta de mantenimiento. En el lugar solo quedan algunos restos de esa construcción y las tumbas que eran parte del complejo misional. 

Antiguas imágenes de la Misión



Aquí se aprecian los restos de la misión y las viejas tumbas

Asi se aprecia una de las tumbas actualmente



Imagen de mediados del siglo XX

La Purisima en 1957, fotografia de Howard E. Gulick



Foto: APFC
  El viejo camino a La Purisima.
Foto: APFC
La nueva carretera
Foto: APFC

Foto: APFC
Paisaje en acceso a La Purisima

Cuando se menciona a la Comunidad de La Purisima, surge inmediatamente la imagen del cerro del Pilón, todo un icono, que siempre aparece en las imágenes cuando se hace referencia a este antiguo pueblo de la California original.
Foto: APFC
 El palmar y el cerro del pilón
Foto: APFC
Hermoso palmar junto al oasis

Foto: APFC
 Vistas de las huertas, el palmar, arroyo y el cerro del pilón
Foto: APFC
El cerro del pilón

Foto: APFC

Foto: APFC
En este lugar los misioneros dejaron su legado con el cultivo de dátiles, uvas, higos y aceitunas. Actualmente en estas fértiles tierras se siembran todo tipo de hortalizas y verduras, así como diversos granos, antes solo para consumo local o regional, hoy con la nueva carretera los productores tienen oportunidad de hacer llegar sus productos a lugares mas alejados.
Foto: APFC
En las huertas como esta, se puede encontrar variedad de cítricos, granadas, parras, olivos, guayabos, mangos, higos, ciruelos y dátiles

Foto: JAA
 Los viejos canales de riego entre las huertas

Foto: JAA


Como en toda la península los misioneros dejaron también las enseñanzas de elaboración de dulces y conservas de frutas, deshidratación de frutas, elaboración de vino, trabajos de madera regional, barro y baqueta.
Los últimos tres años los productores de vino misional de la región han participado en el festival de cata y degustacion de vino, que atrae a muchos turistas de la región al lugar donde se lleva a cabo, pues es itinerante en la comarca, la franja de elaboración de vino.
El vino artesanal como ahora se denomina, hecho con uva de buena calidad, es elaborado tal cual la tradición dejada por los misioneros jesuitas, sistema traído desde España e Italia, de donde muchos de ellos eran originarios; Este proceso consiste en el machacado de la uva con los pies, sobre un cuenco de cuero, que después pasa a su separación, filtrado y envasado en barriles de madera, donde permanecen algunos meses, en obscuridad, con buena ventilación y "se corta" joven sin llegar a fermentar mucho para convertirse en brandy, por lo que llega a ser un vino dulce, muy grato al paladar.

ARQUITECTURA         VERNACULA 

Foto: APFC

Foto: APFC
Igual que en todos los viejos pueblos de sudcalifornia, la arquitectura vernacula tambien tiene algunas construcciones que han perdurado hasta la fecha, tambien como un legado de la cultura implantada por los misioneros. La arquitectura no es nada diferente a otros pueblos de Sudcalifornia y el país, con muros anchos hechos de ladrillo y piedra en otros casos, altos techos de vigas de palma regional con techumbre de palma o el típico terrado.
Foto: APFC

Foto: APFC

Foto: APFC
La Purísima es un lugar de tradición en Sudcalifornia, tranquilo, con el aroma a frutasl, a café de talega, a leyendas y ricas tradiciones. Asentadas todavia ahi, las raices de viejas familias Californianas como Higuera, Aguiar, Murillo, Peralta, Villavicencio, Miranda, Arce, Verdugo, Aguilar, Osuna, Mayoral, Zuñiga y otros más.

DELEGACION MUNICIPAL
Foto: APFC
Políticamente es una Delegación del Municipio de Comondu, cabecera que atiende a diversas rancherías y pequeños poblados cercanos hacia la sierra y también hacia la costa de Pacifico. 
La Purisima se ha mantenido casi con sus mismas caracteristicas por muchos años, solo se han realizado inversiones en el sector de la educación y la salud, ademas de la carretera pavimentada recientemente.
Si embargo es deseable que se mantenga con sus caracteristicas urbanas actuales, que se modernicen sus calles, que tengan iluminación, que se le proporcionen a sus habitantes los servicios de infraestructura para una mejor  calidad de vida, pero que no se abuse con la instalación de grandes anuncios y que se hagan inversiones que sustenten el arraigo de sus habitantes, así como la explotación de sus bellezas naturales, así como sus tradiciones, con la promoción para hacer llegar el turismo ecológico, de aventura y cultural.
Existe en el lugar una estación meteorológica de la cna.
Foto: APFC



Existe una leyenda sobre un vampiro sepultado hace 100 años en el panteón de la Purisima, que supuestamente despertaria de su sueño este año.

Imagen de una crecida del arroyo cuando un huracán.



Arroyo la Purisima donde el paso del agua durante el huracán Odile destruyo este vado en el camino rumbo a las Barrancas. Imagen lograda por el ing. Noe Peralta.


Foto: APFC Nov-2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total